Hay menos empresarios pidiendo préstamos a los bancos

dinero2.jpg

La cartera de crédito de los establecimientos financieros del país ya lleva tres meses reduciendo la velocidad. Al cierre de noviembre, el saldo de préstamos se ubicó en 213 billones de pesos.Si bien esto representa un aumento nada despreciable del 22 por ciento anual, ya se empieza a ver un descenso en el ritmo de crecimiento, luego de que en agosto pasado completó una dinámica de casi 24 por ciento, la más alta desde finales del 2007.

 

La raíz de la desaceleración en el monto prestado viene por el lado de la cartera comercial, que representa más del 62 por ciento del total.A noviembre, el crecimiento fue de 21,5 por ciento, luego de haber alcanzado un máximo de 24 por ciento en mayo.La más reciente encuesta sobre situación del crédito del Banco de la República señala que “la demanda por préstamos de las empresas del sector real ha continuado expandiéndose en los últimos meses del año. Sin embargo, esta dinámica es menor que la de hace tres meses”.Y es que se ha visto un descenso importante en los desembolsos para las compañías.Según cifras de la Superintendencia Financiera, en el acumulado del 2011 a noviembre estos muestran una reducción de 20 por ciento.Es más, datos más recientes de la Asociación Bancaria señalan que al 16 de diciembre los desembolsos a las empresas (incluyendo tesorería) caen 37,4 por ciento real en comparación con un año atrás. 

 Aunque se vio un salto importante (43 por ciento) entre octubre y noviembre, la Superfinanciera explicó que esto obedece a “un impulso importante de las operaciones de crédito otorgadas por Bancolombia, Banco de Bogotá y Davivienda al Grupo de Inversiones Suramericana, para la adquisición de los activos del Grupo ING en Latinoamérica”.Hay que tener en cuenta que hay muchas empresas que se están endeudando en dólares en el exterior, mientras que otras han buscado otros vehículos de financiamiento como los bonos y las acciones.

CONSUMO, EN LA MIRA.Mientras esto ocurría con los préstamos empresariales, la realidad es que la dinámica en los créditos de consumo se mantiene.A noviembre, el saldo de cartera en esta modalidad asciende a 59,1 billones de pesos, 25 por ciento más que un año atrás.A su vez, los desembolsos aumentan 18,5 por ciento en créditos de consumo y 10,5 por ciento en tarjetas de crédito, según datos de Asobancaria al 16 de diciembre.No obstante, los establecimientos financieros ya están tomando sus precauciones.

Según la encuesta sobre situación del crédito que realiza trimestralmente el Emisor, “un gran porcentaje de los establecimientos de crédito están incrementado sus exigencias; adicionalmente, una proporción similar las está dejando en los mismos niveles de hace tres meses, luego de haberlas aumentado” y añade que dicha tendencia se mantendrá por lo menos en el comienzo de este año. En el caso del microcrédito también hay un fuerte repunte.El saldo de cartera subió 38 por ciento a 5,8 billones de pesos. Según la Superfinanciera, “la tendencia ha sido impulsada principalmente por el régimen de transición definido para la certificación del interés bancario corriente de dicha modalidad en septiembre del 2010 y por la entrada del Banco WWB al grupo de entidades vigiladas”.La tasa de crecimiento más baja la trae la cartera hipotecaria, pues su saldo avanza 12 por ciento anual y terminó noviembre en poco más de 15 billones de pesos, con lo cual mantiene un ritmo relativamente estable.

INDUSTRIA, CON EL MAYOR ACCESO, Encuesta del Banrepública dice que se ha dificultado el acceso del agro a los préstamos bancarios. En la encuesta sobre la situación del crédito, los establecimientos financieros señalaron que el principal atractivo de un sector para otorgar créditos es su rentabilidad.En ese sentido, las actividades con mayor acceso a los préstamos son industria, comercio y servicios, aunque también están incluidas las personas naturales.

No obstante, los establecimientos señalan que en el caso puntual del comercio, hay inconvenientes para identificar buenos clientes, lo cual es uno de los temas que más frena la asignación de crédito por parte de las entidades.En contraste, los exportadores y el sector agropecuario son los que han tenido las mayores dificultades de acceso a recursos y, según el último sondeo, aumentaron los inconvenientes para el agro.Esto, como consecuencia de que tienen los menores niveles de rentabilidad y una fuerte asimetría de información para identificar a los buenos clientes.Para los bancos, cooperativas y compañías de financiamiento consultados por el Emisor, los elementos que se necesitan para aumentar la oferta de créditos son un mayor crecimiento de la economía, mayor conocimiento de los clientes y un buen historial crediticio.

MOROSIDAD: AUMENTAN LOS SALDOS VENCIDOS, Por tercer mes consecutivo aumentó el monto de los saldos de cartera vencida. Según la Superintendencia Financiera, sólo en noviembre el crecimiento anual fue de 4,1 por ciento, de tal manera que los préstamos en mora totalizan 5,9 billones de pesos.No obstante, el indicador de calidad de cartera continúa en buenos niveles, pues al cierre del undécimo mes del 2011 se ubicó en 2,8 por ciento, uno de los más bajos del año.La mejor calidad está en el crédito comercial, en donde sólo 1,9 de cada 100 pesos prestados está en mora. Le siguen los préstamos de vivienda, con 2,7 pesos por cada 100, el microcrédito con 4,5 pesos y en consumo es de 4,7 pesos por cada 100.    

Fuente: Portafolio.co Tags: #BuscojobsColombia #Empresarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*