Inversionistas apuestan por economía latinoamericana

2.jpg

Los datos más recientes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) confirman las apreciaciones, toda vez que en el 2011 la IED llegó al nivel récord de 153 mil 448 millones de dólares.

El máximo anterior correspondía al 2008, cuando la región asimiló 137 mil millones de dólares, para caer un año después a solo 81 mil 589 millones debido a la crisis financiera internacional.

 Para los expertos, el resultado es interesante pues corresponde a un lapso en que comenzaron los efectos de las turbulencias en la Eurozona, lastrada por el problema de la deuda soberana.A manera de ejemplo, ya en el 2010 surgieron señales de esta tendencia, con 120 mil 880 millones de dólares captados en diversas modalidades de IED.La Cepal recordó que el monto logrado el pasado año represento el 10 por ciento del total de esos flujos mundiales.El principal receptor en el periodo analizado fue Brasil, al captar el 43,8 por ciento de la cantidad correspondiente a Latinoamérica, con 66 mil 600 millones de dólares.

Asimismo, las cantidades reportadas por Chile (17 mil 299 millones de dólares), Colombia (13 mil 234 millones), Perú (siete mil 659 millones) y Uruguay (dos mil 528 millones) fueron máximos para ese indicador en los países mencionados.

 Mientras, para Centroamérica la IED marcó un aumento interanual del 36 por ciento, en tanto en el Caribe los ingresos por ese concepto avanzaron 20 por ciento.La investigación reveló además los sectores más atractivos para las inversiones, con el 57 por ciento orientado a los recursos naturales, en especial minería, petróleo y gas.

Unido a ello, la actividad de servicios captó el 36 por ciento y la manufacturera quedó con apenas el siete por ciento.

 Bajo esas condiciones, la Cepal llamó a impulsar políticas para orientar la IED y aprovechar sus beneficios potenciales, entre ellos, la transferencia de conocimiento y tecnología.

A lo anterior se añade el incremento de capacidades locales mediante el fortalecimiento de los sistemas nacionales de innovación, la creación de cadenas productivas, capacitación de recursos humanos y el desarrollo del empresariado local.

 La Unión Europea (UE) de conjunto fue el mayor emisor de capitales bajo la forma de IED hacia Latinoamérica, con un promedio anual en torno a los 30 mil millones de dólares, para liderar así una relación que incluye también a Estados Unidos, España y Japón.Tomando en cuenta ese escenario, los expertos advirtieron de los posibles efectos de la crisis de la deuda soberana en la Eurozona sobre el flujo de inversiones desde el viejo continente.Para la CEPAL, el impacto llegaría en aspectos como las exportaciones, políticas de precios, inversión extranjera directa, remesas y turismo, entre otros.

También está el capítulo financiero que llevaría a dificultades para acceder a líneas de crédito, volatilidad en los mercados y eventuales fugas de capital hacia los bancos centrales del mundo industrializado.

 Por supuesto, un proceso de recesión en Europa y otras economías industrializadas conlleva menor demanda de bienes, con el consiguiente descenso de las exportaciones latinoamericanas y el abaratamiento de sus principales productos básicos.América Latina tiene en sus manos elementos que permitirían atenuar los efectos de la crisis, al mencionar entre ellos el elevado nivel de reservas internacionales.Con ello la región está en condiciones de financiar desequilibrios en la cuenta corriente, mejorar las finanzas del Estado y mantener bajos los niveles de la deuda publica.Las investigaciones arrojaron además que el 46 por ciento de la IED fue reinversión de utilidades, lo cual responde a la magnitud de los activos acumulados por las empresas en la región.A lo anterior se añaden la rentabilidad de esos activos y los elevados precios de las materias primas exportadas.De manera paralela, se aprecia una creciente transferencia de utilidades de las compañías a sus países de origen, pues ese indicador pasó de 20 mil millones de dólares anuales entre 1998 y 2003 a 84 mil millones para el periodo 2008-2010.Como conclusión, la tendencia de la IED se mantendrá en el 2012, si bien resulta necesario mantener la observación ante la presencia de factores como la incertidumbre, volatilidad, desaceleración y recesión en Europa.

* Jefe de la Redacción de Economía de Prensa Latina.

 Fuente: prensa-latina.cu   Tags: #BuscojobsColombia #Empleo #Economia #Latinoamerica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*