Llegar a Colombia nos hace ‘tigres’ del área farmacéutica

 weinstein.jpg

La chilena Compañía Farmacéutica Recalcine (CFR) y el Laboratorio Franco Colombiano (Lafrancol) formalizaron el trámites de su integración económica ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).Alejandro Weinstein, socio controlador del grupo austral, dice que será “la operación más grande en la historia de la industria farmacéutica en Latinoamérica”. El negocio se acordó por 562 millones de dólares, menos deuda y otros ajustes.De acuerdo con Weinstein, CFR es una compañía muy sana, con caja y muy baja deuda, lo que le permite financiar sin problemas la adquisición y el plan estratégico.¿Por qué optaron ir a Colombia?Colombia representa cabalmente el gran potencial de crecimiento de los mercados emergentes. Tiene una población de 46 millones de habitantes, un importante crecimiento de los sectores medios, estabilidad política y económica, y en los últimos 100 años, en sólo tres ha tenido crecimiento negativo.El gobierno colombiano está transformando la industria farmacéutica en un polo de desarrollo estratégico.La industria farmacéutica colombiana se destaca por su enorme talento humano, comercial y empresarial. Hace pocos días, el Wall Street Journal calificó a Colombia como el nuevo tigre de Latinoamérica.Pocos días después, Colombia ganó ocho medallas en los Juegos Olímpicos…¿Qué importancia tiene este mercado dentro de la estrategia de Recalcine?Gracias a Chile, Perú y Colombia, CFR es el nuevo tigre farmacéutico de Latinoamérica. Colombia es un mercado de 4.000 millones de dólares, con altas tasas de crecimiento y con excelentes proyecciones por la decisión de sus autoridades de tener una industria farmacéutica local sólida y desarrollada.Luego de la aprobación de esta compra, que está pendiente por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), Colombia se convertirá en nuestro principal mercado, donde seremos los más grandes e innovadores. Y nuestro nuevo centro de gravedad se traslada al norte de Latinoamérica, por lo que consolidaremos oficinas en Miami.¿Seguirán creciendo en ese mercado vía inorgánica para aumentar presencia?Esta es la operación más grande en la historia de la industria farmacéutica en Latinoamérica. Seguiremos creciendo por la vía orgánica.¿Qué mercado viene ahora para que desembarque Recalcine?En estos últimos meses hemos evaluado decenas de compañías en mercados emergentes y lo seguimos haciendo, especialmente los ubicados en la “gold west coast” de Latinoamérica (costa oeste)”.¿Cuándo abordarán China?Estamos abordando el mercado del sudeste asiático con una posición muy sólida en Vietnam, que es conocida como la nueva China y cuya industria farmacéutica está creciendo a tasas de dos dígitos”.¿Dónde visualiza las oportunidades con la crisis internacional?Como dice el refrán popular, hay que comprar cuando suenan los cañones, con una variante: no estoy convencido de que haya que vender cuando suenan las campanas…”¿Cómo les fue en el primer semestre del año?En ingresos, registramos un aumento del 20,8 por ciento en comparación al mismo periodo del año anterior, al sumar 272,8 millones de dólares.El crecimiento en las ventas fue liderado por las regiones de Centroamérica, Venezuela, Argentina y Colombia.El aumento también se explica por el crecimiento orgánico de las ventas obtenidas en los principales negocios, y el alza en las ventas debido la adquisición Uman Pharma en Canadá, Atlas en Argentina y Sinensix en Vietnam.¿Qué otros negocios han hecho este año?En marzo inauguramosn una planta de productos oncológicos en Argentina, a la que destinamos 20 millones de dólares. Pocas semanas después compramos el 50 por ciento de un laboratorio de alta tecnología en Banglore (India).GDA_EL MERCURIO

SANTIAGO

Tags: #Empleo #Gerencia #Trabajo #BuscojobsColombia #Portafolio Fuente Original: http://www.portafolio.co/economia/llegar-colombia-nos-hace-%E2%80%98tigres%E2%80%99-del-area-farmaceutica  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*